Cómo mejorar Selfies con la Medicina Estética.

Os hablaré que desde la llegada de las nuevas tecnologías, en especial los smartphones, los selfies o “autoretratos”se han convertido en un fenómeno que ha cambiado las costumbres sociales. Las redes sociales y los teléfonos inteligentes han movido a la población a mostrar continuamente su imagen a propios y extraños y con la importancia creciente que se concede a estas fotos su imagen tiene que salir siempre joven, guapx y alegre.

La imagen es muy importante para encontrar trabajo y en los medios que utilizamos hoy en día para la interacción social, ya sea vía Facebook, Twiter, Instagram, estamos sobreexpuestos y más atentos a nuestra imagen.

¿Qué tenéis que saber sobre la Selfies?
El autoretrato varía las proporciones faciales ya que se realizan desde muy cerca, pero además estamos acostumbrados a ver nuestra imagen en un espejo y con ello nuestra imagen siempre la vemos totalmente al revés, por eso los selfies nos llevan a vernos extraños con nuestra propia imagen.

¿Qué es lo que más preocupa cuando nos vemos en una Selfie?
La 1ª zona es la NARIZ, ya que al estar en la parte central de la selfie es la que más desproporcionada aparece, en el caso de que realmente sea inestética el tratamiento que os aconsejo sería una Rinomodelacion.

La 2ª zona que más destaca son las PATAS de GALLO  ya que aparecen mucho más marcadas, sobre todo al sonreír, aquí el tratamiento que realizaré será la colocación de la toxina Botulinica.

La 3ª zona del rostro que más se compromete en una selfie, debido a las sombras, son los ojos, donde apreciamos un aumento de OJERAS marcadas y bolsas ya que que se traduce en un aspecto cansado del rostro en general, para esta zona el tratamiento que realizo sería el relleno con Ac.Hialurónico para quitar las ojeras.

La 4ª zona es el MENTÓN se puede disminuir. En ocasiones aparece PAPADA, que dependiendo del tamaño la elimino con microinyecciones de desoxicolato.

Si queréis saber cómo realizó estos tratamientos visitar mi blog Dra.Ballestero
Hasta pronto!